Actualidad

BDF al Día

¡Mantente actualizado con las últimas noticias y eventos de BDF!

2021-07-22

Alimentos Funcionales - La comida del futuro

El concepto de comida como medicina se remonta a siglos, a la era del filósofo griego Hipócrates. Estudios recientes han confirmado que la dieta puede modular diversas funciones fisiológicas y, de hecho, puede tener un papel beneficioso o incluso perjudicial a la hora de abordar determinadas enfermedades, más allá del aspecto de la satisfacción de las necesidades nutricionales básicas. Estos hallazgos han cambiado nuestra comprensión de la dieta de un estándar básico de "nutrición adecuada / suficiente" a uno de "nutrición óptima / mejorada" y este concepto ha llevado más recientemente a la aparición de alimentos funcionales.

Los alimentos funcionales son descritos por FUFOSE (Functional Food Science en Europa) de la siguiente manera:

 “Los alimentos pueden considerarse 'funcionales' si se demuestra satisfactoriamente que benefician una o más funciones objetivo en el cuerpo, más allá de los efectos nutricionales adecuados, y de una manera que sea relevante para un mejor estado de salud y bienestar y / o una reducción en términos de riesgo de enfermedad. Los alimentos funcionales deben seguir siendo alimentos y deben demostrar sus efectos en cantidades que normalmente se espera que se consuman en una dieta: no son pastillas ni cápsulas, deben formar parte de un patrón alimentario normal ”.

A lo largo de los años, estos productos, que comenzaron como alimentos enriquecidos con vitaminas y / o minerales, como la vitamina C, zinc o calcio, han evolucionado hasta convertirse en productos que contienen compuestos bioactivos altamente funcionales, como los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6. , fitoesteroles, hidrolizados de proteínas, fibras solubles y cultivos vivos. Las declaraciones de propiedades saludables que respaldan estas sustancias son factores clave en el desarrollo del mercado de alimentos funcionales.

Los alimentos mejorados se introdujeron por primera vez en Japón en los años 80 como FOSHU o Alimentos para uso sanitario específico. Desde entonces, el mercado de alimentos funcionales se ha expandido y se ha vuelto popular en Japón, Estados Unidos y Europa. El tamaño global del mercado de alimentos funcionales representó USD175 mil millones en 2020, ¾ de esta cifra correspondió a Japón y EE. UU. Se estima que solo el mercado de productos probióticos, la categoría más grande en el sector de alimentos funcionales, alcanzará los 69.000 millones de dólares para 2023.

El mercado de alimentos funcionales es dinámico y se está expandiendo rápidamente. En términos generales, los consumidores están dispuestos a pagar más por alimentos con beneficios adicionales para la salud, sin embargo, comprender los intereses del consumidor y el correcto posicionamiento y marketing de cada producto funcional son factores clave en cualquier lanzamiento de producto exitoso. Es más probable que los consumidores jóvenes se sientan motivados por productos con propiedades saludables positivas, en lugar de productos similares con un marketing que se centra en ideas de reducción del riesgo de enfermedades, que es una línea más popular entre los consumidores de avanzada edad. Comprender los valores, las percepciones y los estilos de vida de los consumidores y tener en cuenta la información demográfica es clave para desarrollar estrategias de mercado eficientes para productos nuevos y exitosos.

Además de los impactos positivos que conlleva el consumo de alimentos funcionales, muchos estudios han destacado la correlación positiva entre el consumo de AF y los factores que se relacionan con la higiene de los alimentos, los estilos de vida saludables en general y diversas variables socioeconómicas, demostrando así el impacto mucho más amplio de la AF en términos de niveles generales de salud pública.

Los alimentos funcionales son dominados por productos que contienen probióticos, especialmente en bebidas lácteas y vegetales y productos fermentados, así como en otras bebidas RTD, productos de panadería y alimentos para bebés. Los probióticos en alimentos y bebidas representan hoy más del 80% del mercado mundial de alimentos y bebidas y están creciendo a una tasa compuesta anual del 6,8%. Anteriormente, analizamos en detalle los probióticos y los beneficios de otros cultivos vivos. Haga clic en el siguiente enlace para obtener más información en caso de que se lo haya perdido: (enlace). ¡No dude en ponerse en contacto con nuestro equipo sobre la gama de cultivos probióticos BDF LYOCULTURE LC DP para obtener más información!

El hidrolizado de colágeno de pescado es otro ingrediente popular en el mercado de alimentos funcionales. Los hidrolizados de colágeno son mezclas complejas de biopéptidos, con diferentes longitudes de cadena y secuencias de aminoácidos, que pueden ejercer una amplia variedad de bioactividades. Los hidrolizados de colágeno de origen marino de bajo peso molecular, como el BDF NATURLAGEN, superan las limitaciones de las fuentes de colágeno tradicionales, como la gripe porcina, la encefalopatía espongiforme bovina, mientras que también evitan cualquier problema religioso relacionado con los alimentos y son menos alergénicos que sus alternativas, lo que incluso las hace adecuadas para alimentos infantiles hipoalergénicos.

Los hidrolizados de colágeno marino tienen múltiples actividades bioactivas bien documentadas, con propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antihipertensivas e hipoglucemiantes, lo que proporciona una variedad de impactos beneficiosos para la salud que van desde la salud de la piel, las articulaciones y los huesos hasta las propiedades antienvejecimiento en general. Los péptidos de colágeno de pescado también tienen muchas otras bioactividades, como la capacidad de unión a minerales, efectos hipolipemiantes e incluso actividad inmunomoduladora. Además, el uso de péptidos de colágeno en productos alimenticios mejora las propiedades fisicoquímicas como la solubilidad, la capacidad emulsionante, la actividad anticongelante y ayuda a proteger contra la oxidación. En términos generales, gracias a su bioactividad, alta biodisponibilidad y seguridad, así como a sus excelentes propiedades funcionales, los péptidos de colágeno de pescado marino son uno de los ingredientes más versátiles para su aplicación en alimentos funcionales. ¡No dude en contactarnos para obtener información más detallada sobre BDF NATURLAGEN!

Por último, pero no menos importante, hablemos de los fitoquímicos, que son potentes compuestos bioactivos de origen vegetal. Existe una variedad en el mercado, pero la mejor documentada, que también tiene reconocidos beneficios para la salud, es el hidroxitirosol, el ingrediente activo del OHlive Antiox de BDF. El hidroxitirosol es un potente polifenol que se extrae de la fruta y las hojas de las aceitunas, con una de las mayores actividades antioxidantes conocidas. Además de ser un antioxidante, se afirma que el hidroxitirosol posee muchas otras propiedades bioactivas y actúa como antiinflamatorio, anticancerogénico, neuroprotector y cardioprotector, también es conocido por sus propiedades inmunomoduladoras, antidiabéticas, citoprotectoras, antimicrobianas, antivirales , endoteliales, reguladoras vasculares y protectoras de la piel. Los efectos beneficiosos para la salud descritos en la declaración de propiedades saludables autorizada por la EFSA se centran en la protección de las partículas de lipoproteínas de baja densidad (LDL) del daño oxidativo, debido a la potencia de eliminación de radicales libres del hidroxitirosol. Las propiedades antioxidantes del hidroxitirosol no solo tienen un impacto beneficioso en la salud del consumidor, sino que también mejoran las propiedades alimentarias, lo que lo convierte en otro ingrediente versátil en la industria alimentaria, así como en un atractivo producto multifuncional para el desarrollo funcional de alimentos.

¡Visite nuestra página OHlive Antiox o solicite información detallada sobre uno de los mejores antioxidantes naturales del mercado!

El mercado de alimentos funcionales hoy explora potentes sustancias bioactivas naturales, sin embargo, una extensa línea de investigación se centra ahora en la modificación genética en un movimiento para ampliar las opciones destinadas a enriquecer los productos alimenticios con ingredientes novedosos o con ingredientes modificados ya existentes.

En resumen, para que un alimento funcional tenga éxito, debe centrarse en un beneficio para la salud que atraiga al mercado de masas y debe abordar cuestiones que se centren en el bienestar general. Estos beneficios para la salud deben comunicarse bien, ya sea a través de declaraciones de propiedades saludables o mediante un ingrediente activo bien documentado. No obstante, los fabricantes deben considerar que, aunque la funcionalidad permitirá mayores márgenes de beneficio, sus productos funcionales deben ser competitivos en todas las plataformas y, para tener éxito, no pueden depender únicamente de los beneficios para la salud. La oferta de propiedades organolépticas premium y el posicionamiento estratégico adecuado son factores esenciales. También son importantes otros aspectos, como la fidelidad a la marca, la publicidad, la promoción, el control de calidad y la competencia.

Póngase en contacto con nuestro equipo de expertos para obtener información detallada sobre los ingredientes activos de BDF y cómo incorporarlos a su gama de alimentos funcionales.

Más información?